DISPRAXIA

Cuando nos encontramos con este perfil, observamos que a los niños y niñas les es realmente muy complicado desenvolverse con soltura en todas sus actividades de la vida diaria. Se encuentran afectados alguno o los tres componentes nombrados anteriormente, por lo que la elaboración de cualquier tipo de acción, desde su inicio hasta su fin, se ve muy limitada. Les puede suponer un problema manejarse en el suelo, gatear, usar juguetes, lavarse las manos, vestirse, abrocharse, usar los cubiertos, resolver problemas, tareas grafomotrices, uso de tijeras y útiles escolares o participar en juegos de grupo o deportes.